Inspiración mexicana en Nueva York

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS. Autoridades de esta ciudad anunciaron hoy que el arquitecto mexicano, Enrique Norten fue el encargado de diseñar el establecimiento que reemplazará a la biblioteca Donnell, una de las más grandes y representativas de Nueva York.

“La biblioteca no podría estar más complacida con el espectacular diseño que Enrique Norte y su equipo,  el despacho mexicano TEN Arquitectos, quienes han creado para la nueva biblioteca de la calle 53”, dijo el presidente del sistema de bibliotecas de Nueva York, Tony Marx, en un comunicado.

La obra estará terminada a finales de 2015 y requerirá una inversión de 20 millones de dólares (mdd). La construcción iniciará en la base donde estuvo la antigua Biblioteca Central de Donnell, una vez que en 2014 Tribeca Associates y Starwood Capital otorgue parte del terreno, pues actualmente edifican un inmueble ahí.

La nueva sucursal es hermosa y cuenta con diseño flexible que le permite maximizar su espacio público, “nos damos cuenta de que el barrio ha esperado mucho tiempo, y estamos encantados de que les proporcione esta nueva rama de estado-de-arte”, agregó.

La biblioteca se ha convertido más en un centro cultural, que trata de reunir gente, ofreciendo a las personas la oportunidad de un encuentro. No es tanto sólo un depósito de libros.

El sello de Norten

Enrique Norten, fundador del despacho, ganó el Primer Premio de la IV Bienal de Arquitectura Mexicana en 1996 y el primer premio Mies van der Rohe Latinoamérica. Además, es autor de proyectos como Televisa Chapultepec (1995) y el Complejo Educare, en Guadalajara (2000), ambos en México.

Su diseño, el cual ya fue galardonado con el ‘Premio al Mérito al Proyecto 2013’ del Instituto Americano de Arquitectos (AIA, por sus siglas en inglés), Capítulo de Nueva York, es abierto y luminoso, además de que ofrece una rica variedad de lectura y espacios de encuentro público, puntualizó un comunicado de la institución.

La propuesta del mexicano tiene una pared de vidrio que se encuentra al nivel de la calle, lo que proporciona luz y la sensación de que la ciudad está dentro de la biblioteca; esto permite que los transeúntes vean la diversidad literaria y las actividades que se encuentran dentro.

La nueva biblioteca cuenta con espacios tranquilos y áreas de discusión, dos espacios de montaje (un auditorio y gradas para sentarse) con el fin de albergar talleres comunitarios, programas educativos y eventos de la institución.

Asimismo, contempla un área familiar e infantil, laboratorios de cómputo del estado del arte, una colección de audio-video y colecciones de libros accesibles.

La Grand Central Library permanecerá en funcionamiento hasta que se abra la nueva sucursal en la calle 53.

Advertisements
Posted in Arquitectura

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: